Blog_CubaSigueLaMarcha

Blog_CubaSigueLaMarcha

jueves, 27 de abril de 2017

Venezuela: la derecha busca un baño de sangre



Venezuela: la derecha busca un baño de sangre / Por Ángel Guerra Cabrera 



Más de 26 muertos, cientos de heridos y daños materiales estimados en 100 mil millones de bolívares es el saldo provisional de la violencia generada por el demencial clima de odio y violencia desatado por las protestas opositoras en abril.
¿Sus antecedentes inmediatos? Hace poco más de un año la contrarrevolución obtuvo mayoría en la Asamblea Nacional (AN) y se sentía más fuerte que nunca. Por primera vez desde 1998 había superado al chavismo en unos comicios. No hizo más que instalarse el órgano legislativo e inició un camino irracional hacia el golpe de Estado, que es lo suyo.  El nuevo presidente del Legislativo manifestó que en seis meses sacaría del cargo a Nicolás Maduro. Al continuar este en su puesto pasado el plazo, los legisladores oposicionistas le hicieron un juicio político en 24 horas y acordaron convocar elecciones en 30 días, decisiones para las que la AN no está facultada por la Constitución. Para no hablar de la ridícula “ausencia” del mandatario que declararon.
La AN se extralimitaba cada vez más en sus competencias y atropellaba las de otros poderes del Estado, cuando decidió juramentar a tres diputados cuya elección había sido anulada por el Consejo Nacional Electoral, que la consideró fraudulenta. Ante el reiterado atropello de la Constitución, es que el Tribunal Supremo, garante de su observancia, decide declararla en desacato y en el ínterin asumir algunas de sus funciones ante asuntos que requieren resolución urgente por interés social. Bastaría que revocara la juramentación de los tres diputados para que cesara la situación de desacato.
Pero no, prefiere acusar a Maduro de haber dado un “autogolpe”, cuando en realidad es la mayoría opositora la que mantiene una conducta golpista desde la misma instalación de la AN, que se retrotrae al golpe del 11 de a abril de 2002, del cual son cómplices todos sus cabecillas más connotados.
El autogolpe ha sido el pretexto para la nueva ola de protestas violentas, siempre apegadas, al igual las de febrero de 2014, al manual del asesor de la CIA Gene Sharp y a las directivas de la Operación Venezuela Freedom 2 del Comando Sur yanqui. En concordancia con la violencia opositora, sus exigencias son inaceptables por su carácter golpista: destituir a los jueces del Tribunal Supremo, convocar elecciones de inmediato, liberar a los presuntos presos políticos y abrir un canal “humanitario” para asistir a la población. Puro cinismo.
Es también el caso de la marcha convocada para el miércoles 26, cuyo supuesto objetivo era entregar una carta en la oficina del Defensor del Pueblo para solicitarle que –bajo descaradas amenazas- declare en falta grave a los jueces del Tribunal Supremo, requisito legal para que la AN los destituya. El objetivo real era buscar derramamiento de sangre y una vez más lo consiguieron. Tarek Williamn Saab, Defensor del Pueblo, ha dicho que la misiva fue entregada ya 15 veces por personeros opositores y desestimada por improcedente. Esta marcha, como siete anteriores que la oposición ha intentado conducir al centro de Caracas no han sido autorizadas, como ocurre en otros países, donde se impide marchar en determinadas áreas. Aquí una explicación de por qué la prohibición(http://www.albatv.org/Por-que-el-gobierno-venezolano-no.html).
Con el extremismo de derecha en el poder en Washington, la contrarrevolución tiene cuatro objetivos: asaltar el poder no importa el costo en vidas humanas y a la economía (otra Siria); impedir la recuperación económica y política de la Revolución Bolivariana en pleno curso y ocultar su hundimiento político en un momento en que el chavismo ha ganado considerable fuerza, como lo demuestran sus movilizaciones de calle en comparación con las de los adversarios.

La hostilidad de la OEA, de varios gobiernos de derecha o atemorizados y la campaña mediática sin precedente contra Venezuela han contribuido mucho a estimular la demencia opositora. Un individuo mediocre, rencoroso y de baja estofa como Almagro, ha terminado de descalificar a la OEA para tratar cualquier tema relacionado con la patria de Bolívar.
Al fin y al cabo, el organismo siempre ha sido instrumento de la política injerencista y agresiva de Washington contra los gobiernos soberanos de nuestra América.
El fin único de la oposición es derrocar el orden constitucional para volver al infierno neoliberal y a la represión masiva contra el pueblo. Mucho peor y más sangrienta que la ejercida después del caracazo.
Twitter: @aguerraguerra
Fuentes:

lunes, 24 de abril de 2017

Politiqueros disfrazados de periodistas



Politiqueros disfrazados de periodistas / Ana Hernández Hernández / Pensando Américas




La manipulación y la desinformación, a través de los medios que responden a la derecha latinoamericana, han cobrado mayor realce en los últimos tiempos, y de manera particular son víctimas de tales cabildeos los gobiernos de naciones como Venezuela, Ecuador, Bolivia, Nicaragua, entre otros que llevan en su seno haber echado la suerte con los pobres de esta tierra.



El pasado sábado con muchísima razón, en una magistral intervención del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, durante una concentración donde se celebró el triunfo electoral del Movimiento Alianza País, fue dicho muy claro: “se trata de medios de prensa politiqueros disfrazados de periodistas“, y así es pues de manera descarada y con total falta de ética reflejan un panorama de esas naciones nada ajustado a la realidad.
Referirme a los últimos hechos sucedidos en la República Bolivariana de Venezuela  es suficiente como para comprender la realidad que hay en lo expresado por Correa. Allí las agencias internacionales resaltan supuestas acciones “represivas gubernamentales”, en cambio acerca de los actos TERRORISTAS de la derecha violenta contra un pediátrico, donde hubo que evacuar los 54 infantes recluidos a punto de perder sus inocentes vidas, hicieron silencio total, acompañando en ese cómplice mutismo el últimamente “afamado” y no menos manipulador y “guarimbero” Luís Almagro, Secretario General de la OEA.
La desinformación total de estos politiqueros con antifaz de periodistas cobra magnitudes mayores cuando callan los indiscutibles logros de la Revolución Bolivariana, desde su triunfo por mayoría en las urnas en el año 1998 hasta la fecha. Por ejemplo, en sus páginas no aparecen logros como los alcanzados en las últimas dos décadas por la nación suramericana, a pesar del boicot económico y de las acciones desestabilizadoras de la derecha en abierta complicidad.
Cifras  que ofrecía el presidente legítimo Nicolás Maduro Moros, solo en el sector de la Salud: En los últimos 14 años se han hecho de forma gratuita 71 millones 900 mil exámenes médicos, se han salvado 179 mil 191 vidas humanas, se han graduado 830 médicos indígenas y se forman otros miles.
Venezuela cuenta con cerca de 600 áreas de salud, más de 500 CDI, más de 580 salas de rehabilitación, más de 30 centros con alta tecnología, más de 300 ópticas, casi 2 mil puntos  odontológicos,  22 mil médicos integrales comunitarios, y por cada 250 familias existe un equipo de salud.
Esas verdades y otras tan enormes están veladas por brumas de engaños, tergiversaciones, montajes  y llamados a la ingratitud, por parte de quienes tienen la responsabilidad de trasmitir la información clara y veraz de los hechos, pero los desvelos de esos “grandes medios”,  a ojos vistas, llevan más en los bolsillos que en la mente.
No parece que la decencia roce el buen y el bien decir en folletines que, en el ciberespacio, en la pantalla chica y a través del  éter,  aparezca fragmentada la realidad, una realidad que se ha logrado con creces en la América Nuestra, muy puntualmente en la patria de Bolívar y Chávez y es la de: ser tratado y tratar a los demás como seres humanos.
Fuentes:

Así escribieron los famosos de la literatura universal



Escribir es mucho más que colocar una letra después de la otra. Se trata de un arte legítimo que demanda, amén de disímiles saberes, de una extraordinaria concentración. Muchos de quienes han dedicado sus vidas a dotar a las palabras de sentido literario se construyeron sus propios rituales creativos. Incluyen manías, supersticiones, fetiches, costumbres, rutinas…
«Ellos escriben en medio de un gran desorden organizado, a cualquier hora del día y en cualquier lugar; en el bar, la calle, el comedor y hasta en el baño público, y no necesariamente en un cuadernillo, sino sobre una tira de papel higiénico, la factura del restaurante, una cajetilla de cigarrillos o, simple y llanamente, en el borde de un periódico o revista», dijo con toda razón un periodista anónimo en el sitio digital Delaurbe.
Extravagancias de escribidores
Ernest Hemingway (1899-1961) escribía de pie y sobre una mesa a la altura del pecho, donde ponía su máquina Royal. Muchas de sus ideas literarias las garrapateó en servilletas de los bares que frecuentaba. Escribía unas 500 palabras por día, con una pata de conejo en el bolsillo a guisa de talismán. En la célebre  entrevista que le hizo George Plimpton, el Premio Nobel de Literatura y autor de Adiós a las armas dijo que «el don esencial para un escritor es tener incorporado un detector de mierda. Ese es su radar y todos los grandes escritores lo han tenido».

Otro autor caprichoso para tomar la pluma fue Gabriel García Márquez (1927-2014). El padre de Cien años de soledad no podía escribir sin una flor amarilla sobre su mesa de trabajo y una temperatura a su gusto. Jamás colocó una coma sin antes recibir la visita de las musas. Pero cuando se inspiraba, «escribía y corregía, corregía y escribía hasta que su agente literario le imprimía el manuscrito casi a la fuerza», reseña el periódico Página 12.

El español Juan Ramón Jiménez (1881-1958), ganador del Nobel en 1956, era incapaz de construir un verso si no contaba con el más absoluto silencio. Su aversión por el ruido lo hacía cambiar a menudo de domicilio. Incluso llegó a forrar de corcho su departamento en Madrid. El simple canto de un grillo bastaba para irritarle. Se asegura que, en sus etapas de creación literaria, se encerraba en monasterios de clausura en busca de sosiego.

El dramaturgo irlandés George Bernard Shaw (1856-1950) fue un referente teatral de su época. Sus excentricidades para escribir lo llevaron a construir una especie de cobertizo, el cual colocó luego sobre un dispositivo giratorio que le permitía trabajar durante todo al día mientras contemplaba el recorrido del Sol.

La rutina de la chilena Isabel Allende es distinta. En efecto, la autora de La casa de los espíritus comienza a escribir sus novelas el día 8 de enero de cada año. Sus sesiones frente a la cuartilla en blanco transcurren junto a una vela encendida. Tan pronto la llama se extingue, ella finaliza la jornada creativa, aunque una frase o un parlamento hayan quedado sin concluir.
Métodos increibles y curiosos
La técnica del belga Georges Simenon (1903-1989) para identificar a los personajes de sus obras era sumamente singular. Al tener a punto un nuevo argumento, el creador del comisario Maigret tomaba una guía telefónica, leía en alta voz y al azar varios nombres de los allí registrados, finalmente elegía, por su sonoridad o por su rareza, los que mejor le convinieran.
Un caso extraño fue el del novelista francés Honoré de Balzac (1799-1850). Empezaba a escribir justo a media noche, en el más completo aislamiento. Lo hacía durante tantas horas que perdía la noción del tiempo. Los locales de trabajo del autor de Papá Goriot carecían de relojes y de ventanas, para no saber cuándo era de día o de noche. Eso sí, tenía siempre a mano una vasija repleta de café, de la que bebía hasta 50 tazas por jornada.
Su compatriota Víctor Hugo (1802-1885) no le iba a la zaga en cuanto a manías. Antes de plasmar algo sobre el papel lo repetía mil veces a grito pelado mientras daba vueltas por la habitación. Perezoso como muchos de sus colegas, cuando el plazo de entrega de una obra suya estaba por expirar se encerraba en su estudio ligero de ropas y le ordenaba a su criado no entregarle atuendo alguno hasta tanto no concluyera su tarea. En ese autoarresto domiciliario terminó en 1830 su novela Nuestra señora de París.
Otro galo famoso, Marcel Proust (1871-1922) convirtió su lecho en su bufete de creación. En efecto, el autor de En busca del tiempo perdido escribió durante la mitad de su vida bocabajo sobre las sábanas. Según este hipocondríaco testarudo, lo hacía así para  «evitar que lo sorprendiera un súbito ataque de asma». Su lecho estaba siempre cubierto de diarios y papeles con anotaciones…
En cuanto a útiles de trabajo y favoritismos cromáticos, las preferencias de los grandes literatos varían. El irlandés James Joyce (1882-1941), autor de esa gran obra que es Ulisses, escribía con un lápiz azul, cuyo trazo le permitía atenuar el efecto de su cuasi ceguera; el norteamericano John Steinbeck (1902-1968) escogía lápices redondos, los cuales, por carecer de aristas, no le lastimaban la piel de los dedos. Al genial poeta chileno Pablo Neruda (1904-1973) le encantaba escribir con tinta verde.
Papeles, vicios...
El tipo de papel fue un rasgo distintivo. El mexicano Juan Rulfo (1917-1986) escribió su novela Pedro Páramo sobre recortes de unos pocos centímetros de área. Les asignaba colores diferentes, en dependencia de la jerarquía del tema asentado en cada uno. Por su parte, Arthur Conan Doyle (1859-1930), el creador de Sherlock Holmes, cortaba las hojas en estrechas tiras sobre las cuales escribía. Luego las pegaba con cera a la manera de un pergamino.
Si de vicios se trata, autores hubo que no podían crear sin esos. Marguerite Duras (1914-1996) escribía con una botella de whisky al lado. A Jean Paul Sartre (1905-1980), el tabaco, el café y el alcohol le fomentaban la imaginación. Gustave Flaubert (1821-1880), el autor de Madame Bovary, no tomaba la pluma sin haberse fumado antes una pipa. Scott Fitzgerald (1896-1940) tenía en la ginebra su principal estímulo creativo. Y Truman Capote, el autor de A sangre fría, comenzaba a escribir tomando café, luego  pasaba al té, después a la menta y terminaba tomando martini.
Por su manía de persecución, el ruso Fiodor Dostoievski (1821-1881), autor de Crimen y castigo, escribía compulsivamente, casi sin dormir y andando de un lado a otro de la habitación. Mark Twain (1835-1910), el creador de Tom Sawyer, anotaba al detalle  las palabras escritas durante el día. Y Thomas Mann (1875-1955) era tan obsesivo con los personajes creados para sus novelas, entre las que figura ese monumento llamado La montaña mágica, que incluso se imaginaba los rasgos que tendrían sus firmas.
Algunos autores se declararon incapacitados para escribir si no lo hacían vestidos con ciertas indumentarias. Benito Pérez Galdós (1843-1920) se echaba una capa sobre los hombros, una manta sobre las piernas y se tocaba con una boina azul. Alejandro Dumas (1802-1870) solo se inspiraba si se ponía sandalias y una sotana roja. Georges Louis Leclerc, el conde de Buffon (1707-1788), se vestía con puños y chorreras de encaje y una espada al cinto.
«Las manías de los escritores varían de acuerdo a su propia concepción del tiempo, el espacio, la comodidad, la felicidad… incluso se deben a su propia historia, recogiendo los olores y recuerdos más tristes o amables de su infancia y juventud para revivir las emociones», admite un popular sitio en Internet.
Si de horarios y lugares para escribir se trata, Isaac Asimov utilizaba ocho horas al día los siete días de la semana. Le gustaba hacerlo en espacios sin ventanas y con luz artificial. El argentino Jorge Luis Borges (1899-1986) solía meterse en la bañera tan pronto abandonaba el lecho. Allí meditaba acerca de qué detalle de lo soñado la noche antes merecía convertirse en cuento o en poema. Norman Mailer (1923-2007), el creador de la novela Los desnudos y los muertos, era excesivamente riguroso con su tiempo: solo trabajaba lunes, martes, jueves y viernes. Y la autora policiaca Agatha Christie (1890-1976) podía escribir lo mismo en el cuarto de baño que en la mesa del comedor.

Grandes escritores de épocas más recientes tuvieron también sus manías para escribir. El italiano Umberto Eco (1932-2016), autor de El nombre de la Rosa, tenía por costumbre alternar la redacción a mano con el uso del ordenador. Según declaró una vez, lo hacía en dependencia de su estado de ánimo, pues aseguraba que algunas situaciones literarias necesitaban de un tratamiento caligráfico, mientras otras pedían a gritos ser tecleadas.
Pero que nadie piense que las manías de los escritores terminan cuando sus obras son enviadas a la editorial. No. Anatole France (1844-1924) no se daba por satisfecho si a pie de imprenta no sometía sus materiales a una quíntuple revisión. Según escribió su secretario Jean Jacques Brousson, «en la primera corregía la mediocridad de las frases; en la segunda, las repeticiones; en la tercera, recortaba o podaba; en la cuarta, adornaba y pulía; y en la quinta y última, adjetivaba y daba los toques finales».
En fin, de manías, supersticiones, fetiches y rutinas está construida la práctica creativa de buena parte de los grandes escritores que han admirado al mundo con sus obras. Sería injusto tildarlos de obsesivos, maniáticos o perturbados. Porque, aquí entre nosotros, ¿acaso no tenemos también las nuestras?
Fuente:
Juan Morales Agüero / JR

Insiste la CIA en cambiar el sistema político en Cuba


Insiste la CIA en cambiar el sistema político en Cuba / Arthur González / El Heraldo Cubano




Sin darse por vencida, a pesar de 58 años de fracaso en sus planes y operaciones encubiertas para derrocar la Revolución cubana, con intentos de asesinatos incluidos, la Agencia Central de Inteligencia, CIA, pretende fomentar un plebiscito para cambiar el sistema eleccionario cubano, en su viejo anhelo por imponer nuevamente el sistema capitalista.
Para lograrlo ahora emplean a Rosa María Paya Acevedo, hija de Oswaldo Payá Sardiñas, personaje que jamás contó con respaldo popular, ni tampoco de los demás grupos “disidentes” fabricados por la CIA en la Isla.
Rosa María Payá emigró a los Estados Unidos con un visado de “refugiada política”, sin ser perseguida por ninguna autoridad policial, ni haber participado nunca en algún grupúsculo contrarrevolucionario; prueba de ello es que pudo estudiar y graduarse en la Universidad de la Habana, lo mismo que sus dos hermanos, sin dificultad; ahora regresa a Cuba periódicamente con plena libertad de movimientos.

Ante la carencia de contrarrevolucionarios jóvenes, la CIA aspira a que ella pueda ser la imagen pública de una añorada oposición juvenil, para ganar simpatía entre funcionarios extranjeros, pues en la Isla no tiene seguidores, ni siquiera el respaldo de los históricos “disidentes”, que por el contrario la acusan de farsante y mentirosa, como la califica Guillermo Fariñas.

Sin tener en cuenta los gastos de cientos de miles de dólares en que incurren, Rosa María fue enviada nuevamente a una gira por varios países en busca de apoyo internacional, como si los problemas de una nación pudieran resolver en el extranjero.
La fórmula parece ser una copia de lo que han ejecutado contra Ucrania, Siria, Irán y Venezuela, pretendiendo asentar una matriz de opinión para que varios gobiernos aliados de Estados Unidos, le den respaldo a un seudo movimiento opositor que solo tiene nombre y dirigente radicada en Miami, como es Cuba Decide, construido especialmente para darle reconocimiento internacional a Rosa María como opositora, así como el cargo como presidenta de la Red Latinoamericana por la Democracia.



La primera escala del tour internacional es Chile, donde fue recibida por el expresidente Sebastián Piñera, con posiciones totalmente coincidente con Estados Unidos, quien, siguiendo indicaciones de la embajada yanqui en Santiago, reiteró su apoyo al plan de la iniciativa CIA que pretende aprovechar el anunciado fin de la presidencia de Raúl Castro, el 24 de febrero del 2018,  para que se realice un plebiscito vinculante que pregunte a los cubanos si están de acuerdo con realizar elecciones libres.
El plan está más que claro, la nueva línea de trabajo de la CIA es deformar la realidad cubana con apoyo de sus aliados externos, para crear la imagen de que los cubanos no tienen derechos políticos, algo que declaró abiertamente el presidente Barack Obama en diciembre del 2014, cuando aseguró:
“los ciudadanos deben tener la libertad de participar en los procesos políticos […] insistiremos en que la sociedad civil se nos una para que sean los ciudadanos, y no solo los líderes, los que conformen nuestro futuro”
Se engañan ellos mismos al no querer aceptar la realidad, porque los cubanos no aceptarán ser más dependientes de los dictados de la Casa Blanca, perder su soberanía y el derecho a decidir el camino que desean sin imposiciones norteamericanas, como sucedió hasta 1958.
Esos que cacarean de que Cuba debe tener pluripartidismo, son los mismo que no admiten que exista un partido comunista, pues en la diversidad de partidos políticos que poseen en su llamada “democracia”, todos tienen el mismo objetivo: reforzar el sistema capitalista, y quien intente oponerse a ese diseño sabe que será sometido a una guerra total, como sucedió en Brasil, Argentina, Venezuela, y los intentos de desestabilización en Bolivia y Ecuador.
No es fácil engañar a los cubanos, incluidos a los jóvenes, pues estos conocen perfectamente los planes de acción encubierta de la CIA, que por décadas intentaron destruir a la Revolución hecha por el pueblo para eliminar el sistema capitalista que no resolvió el hambre, el analfabetismo, la discriminación racial y de género, la desigualdad social, el desempleo y la ausencia de un sistema de salud gratuito para todos, no obstante contar con más de 20 partidos políticos durante medio siglo.
El pueblo estadounidense debería estar mejor informado de los gastos en que incurre su gobierno, en sufragar los viajes por el mundo de esa seudo “refugiada política” y los cientos de miles de dólares que emplean en los de otros “disidentes” cubanos, que como se sabe no han obtenido el más mínimo resultado en casi 60 años y al final la mitad de ellos se han declarado agentes de la Seguridad Cubana, organismo que sin dudas es el que más resultados acumula.
Ante tanta maldad de los Estados Unidos no queda otra cosa que recordar a José Martí cuando aseguró:
“…de esa tierra no espero nada más que males”.
Fuentes:

miércoles, 12 de abril de 2017

Presenta Cardoso Villavicencio su libro “Reto a la soledad” en Universidad de Sancti Spiritus



Presenta Orlando Cardoso Villavicencio su libro “Reto a la soledad” en Universidad de Sancti Spiritus / Intranet Uniss


El autor de “Reto a la soledad”, el Héroe de la República de Cuba y Coronel de las FAR Orlando Cardoso Villavicencio, ha escogido como escenario para la presentación de la tercera edición de su libro, la Universidad de Sancti Spíritus “José Martí Pérez”, institución que hoy abre sus puertas a la XXVI Feria del Libro en su versión yayabera, quien ha venido acompañado por la Teniente Coronel Ana Dayamí Montero Díaz, Jefa del Departamento de Edición Política de la Revista Verde Olivo.



En el encuentro no faltaron las anécdotas que revelan el horrendo presidio al que fue sometido por más de diez años, y que refleja en su libro, las preguntas de los presentes, ávidos de información, y el reconocimiento a la valentía de un hombre convencido de que el deber está allí, donde se es más útil, y de que ser internacionalista, es saldar nuestra propia deuda con la humanidad porque luchar por la paz es el deber más sagrado de todos los seres humanos.



Asistieron a esta actividad estudiantes, docentes y trabajadores de la UNISS, miembros del Consejo de Dirección e invitados.



Fuente:

http://agorayayabo.blogspot.com/2017/04/presenta-cardoso-villavicencio-su-libro.html



Presentan en feria cubana de Sancti Spiritus el libro "Reto a la soledad" del Héroe de la República de Cuba y Coronel de las FAR Orlando Cardoso Villavicencio / Prensa Latina

La presentación del libro Reto a la soledad, por su autor Orlando Cardoso Villavicencio, centró hoy una de las actividades literarias de la XXVI Feria Internacional del Libro, que sesiona en esta central ciudad.


El escritor y Héroe de la República de Cuba expresó que si traumática fue la prisión que padeció por más de 10 años, otro tanto lo fue después.


Calificó de problema muy serio la soledad y argumentó que 'no era fácil para un joven de 20 años enfrentar esa tremenda soledad, cuando nunca hablé con nadie, solo con los carceleros, que son simples objetos en la cárcel'.

Muchos de los momentos vividos dejaron huellas profundas en él, que según sus propias palabras 'todavía me persiguen'.

Explicó que tenía preparación militar, pero 'no una que me ayudara a desafiar semejante contienda'.

Entró en contacto con la literatura y ese joven que era se fue convirtiendo en una persona integral, lo cual le abrió las puertas a otros mundos, precisó.

Fue una metamorfosis que cambió mi vida, incluso hasta la forma de expresarme, de gesticular, puntualizó.

Estoy preparando otro libro relacionado con el después, con las secuelas que deja la prisión, aunque rastros serios ya no tengo en mi vida, apuntó.

En declaraciones a Prensa Latina explicó que 'saldrá una película que debe llamarse Reto a la soledad. Yo mismo escribí el guión y aunque todavía no se sabe en qué fecha será, ya se cuenta con el director y se dan otros pasos organizativos'.

Ante un auditorio ávido por conocer más detalles, especificó que 'ya la historia mía de la prisión se conoce más o menos, pero hay escenas después de ese encierro que son desconocidas'.

De acuerdo con la contraportada del libro, el 22 de enero de 1978 Cardoso Villavicencio (Camagüey, 1957), entonces teniente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, fue herido en las cercanías de Harar, Etiopía, mientras cumplía una misión internacionalista.

'Único sobreviviente de una sangrienta emboscada, sufrió una larga, cruel e inhumana encarcelación en una prisión somalí', relata.

Cardoso Villavicencio es también autor de Wendy y el duque Pedro (2001), El reino embrujado (2002) y Amor y espada (2006).

En tanto, el próximo sábado será la premiación del Concurso Internacional Cartas de Amor, auspiciado por el Centro Cultural Alternativo Escribanía Dollz que dirige la poetisa espirituana Liudmila Quincoses y que este año recibió más de cinco mil misivas.

Más de 300 epístolas están dedicadas al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, por lo que se dará un premio especial en esta categoría.

El domingo concluirá aquí la Feria del Libro que en esta ocasión trajo mil 150 títulos y 147 mil 864 ejemplares, según información ofrecida en conferencia de prensa por Duniesky Contreras, director del Centro Provincial del Libro y la Literatura de Sancti Spíritus.

Fuente:


Proyectos contrarrevolucionarios dirigidos a las elecciones en Cuba en el 2018


Proyectos contrarrevolucionarios dirigidos a las elecciones en Cuba en el 2018 / Por Percy Alvarado Godoy / Descubriendo Verdades

Unas activas campañas han desarrollado en los últimos tiempos varios grupúsculos contrarrevolucionarios dentro de Cuba con vistas a alcanzar el vano sueño de destruir a nuestra Revolución por vía electoral, a partir de las puertas que le abre nuestra constitucionalidad. En este sentido, varios voceros de la contrarrevolución intentan postular como candidatos a delegados a nivel de circunscripciones –según declaraciones de los mismos– entre 60 y 80 de sus representantes en las venideras elecciones del 2018. Para ello han contado con el apoyo financiero y propagandístico externo de los principales alabarderos de la guerra mediática anticubana, quienes han recurrido a todos los artilugios posibles para venderse como opción alternativa para nuestro pueblo, sin tener en cuenta su falta de representatividad ante el mismo y, particularmente, su discurso apologético anti socialista y pro capitalista.


La mayoría de sus futuros postulantes tratarán de presentarse como defensores de un cambio, aunque para ello escondan sus verdaderas pretensiones. Algunos de ellos son contrarrevolucionarios de larga data, aunque pretenden incorporar y apalancar a ciudadanos cuya percepción no sea tan repudiada por nuestros conciudadanos y que les permitan la posibilidad de ser postulados.


Se espera que estos proyectos o aquellos nuevos por aparecer con vistas a las elecciones del 2018 se comporten como parte de la estrategia promovida desde el exterior y promovida por sus asalariados internos para vulnerar la institucionalidad dentro de Cuba, cuyo objetivo final es el derrocamiento del estado socialista.


Varios son los proyectos contrarrevolucionarios identificados con vistas a estas elecciones del 2018, destacándose entre ellos los siguientes:



a).- La Plataforma Ciudadana Otro 18, la cual está dirigida por Manuel Cuesta Morúa, portavoz del grupúsculo Arco Progresista. Trabaja de conjunto con la concertación Mesa de la Unidad de Acción Democrática (MUAD). Su pretensión inmediata es la presionar al gobierno para que se materialice la reforma a la Ley Electoral y la Ley de Asociaciones, defendiendo la idea de elecciones “libres y pluralistas” y esperando contar con el apoyo de los ciudadanos que supuestamente quieren cambios, con el apoyo de una buena parte de la mal llamada sociedad civil, y, por supuesto, “aquella parte de la comunidad internacional que esté comprometida y sabe que la democracia está en peligro” en la Isla. Manejan una hoja de ruta basada en ideas tales como

1) Aquellos candidatos que sean postulados por ellos no necesariamente han de ser miembros de sus organizaciones,
2) los candidatos se presentarán como candidatos independientes, 
3) sus candidatos no presentarán programa político alguno,
4) dichos candidatos rechazarán la idea de ser receptores de apoyo financiero del exterior o de organización alguna dentro de Cuba y
5) deben comprometerse a ser “voceros de los ciudadanos y no del Estado”, a la par que comprometerse en la defensa de los DDHH. Por supuesto, deben estar encaminados a procurar el apoyo de los ciudadanos-electores para reformas a la Ley Electoral, entre ellas la eliminación de las Comisiones de Candidatura, el reclamo popular para la elección directa del Presidente o Presidenta de la República y el establecimiento de una Comisión Electoral permanente e independiente, entre otros compromisos.


Asimismo preparan a la llamada Red de Ciudadanos Observadores del Proceso Electoral (COPE), cuya misión sería la de fiscalizar la transparencia del proceso eleccionario. Han creado los llamados Dúos Martianos Otro 18 con vistas a divulgar en las comunidades sus objetivos políticos.

La Plataforma Ciudadana Otro 18 es expresión solapada de una pretensión de cambiar nuestra constitucionalidad socialista, atacar al estado actual y promover un ideario democrático de corte capitalista.


b).- El Proyecto Candidatos por el Cambio fue dado a conocer el 18 de enero del 2010 por Silvio Benítez, residente en USA desde el 2011, y retomado en enero del 2015 por el contrarrevolucionario Julio Aleaga Pesant, con la intención de postular candidatos independientes a la Presidencia del país y al Parlamento, partiendo de las elecciones en los barrios, y de acuerdo a los postulados de la Constitución de la República de Cuba. Se enfoca en trabajar en los procesos de las Asambleas de Rendición de Cuentas, monitoreándolas y buscar “empoderar”  a la ciudadanía en el conocimiento de que es su derecho cuestionar la gestión del Gobierno en todas las instancias, para con la presión de los ciudadanos lograr que se produzca el cambio en la actual Ley Electoral. Aleaga Pesant, al igual que los otros liderzuelos de todos estos proyectos, han contado con el apoyo de agencias del gobierno norteamericano, la mafia ultraderechista de Miami, así como partidos de derecha dentro de la Unión Europea, asociados todos a la guerra mediática anticubana y al interés de dar al traste con la Revolución.


Hasta el momento han estudiado el comportamiento de los Órganos del Poder Popular en 18 municipios y 7 provincias, con vistas a definir cuáles serán sus líneas de acción en las venideras elecciones, para lo cual cuentan con varios individuos que actúan como sensores para medir la posibilidad de alcanzar sus objetivos en determinadas comunidades. En ese sentido, reportaron la participación en 200 Asambleas de Rendición de Cuentas en todo el país, con 300 voluntarios,  presentes en todos los consejos populares de la Isla de la Juventud, en todos los municipios de La Habana, en seis de Sancti Spíritus y en cinco de Santiago de Cuba. Al mismo tiempo, realizaron el lanzamiento del concurso “Soy mi comunidad”, dirigido a estimular la participación ciudadana en los procesos electorales y promover la modernización de las estructuras de gobierno por los ciudadanos desde las comunidades. Consiste en desarrollar la consigna “Cómo organizar mi comunidad para ganar las elecciones y construir el buen gobierno”, donde se deben exponer las propuestas de los ciudadanos a nivel de base, para empezar a construir la “democracia”, de forma tal que las auto tituladas fuerzas prodemocráticas cubanas tomarían del sistema electoral norteamericano el uso de voluntarios para promover a los candidatos y la realización de elecciones primarias, para conjugar las ideas y propuestas y poder ganar las elecciones al Partido Comunista.


La Plataforma Electoral Candidatos por el Cambio (CxC) y el Centro de Aplicación de Marketing y Publicidad Política (CAMK) realizaron un dudoso estudio piloto a una muestra de 91 personas para conocer la potencialidad de los Candidatos Independientes de cara a los venideros procesos electorales, en La Habana, Sancti Spíritus, Santiago de Cuba y el Municipio especial Isla de la Juventud (MEIJ), bajo la gestión ejecutiva de Juan Moreno Borrego, director de Recursos Humanos de CxC, y Ángel Rodríguez, consultor de Planificación Estratégica. Obviamente, los resultados son adversos a las autoridades cubanas al ser manipulados criterios y la propia selección aleatoria de la muestra.


c).- El Proyecto Cuba Decide es una plataforma creada en 2015 por la cabecilla Rosa María Payá Acevedo, con el dudoso objetivo de que los cubanos se pronuncien mediante un plebiscito vinculante sobre la transición a un sistema plural y democrático en Cuba. Realizó la apertura de su sitio Web http://www.cubadecide.com  con una invitación para que apoyen la iniciativa, sugiriendo que se reproduzca la información en las redes sociales, así como brindar apoyo económico mediante donaciones y la recarga de celulares de los que implementan la propuesta en Cuba. Entregó una carta en la ANPP, dirigida a Esteban Lazo, informándole de la entrega a ese órgano de 10 mil firmas más, que suman 35 mil con las anteriormente presentadas en apoyo al Proyecto Varela. También describen que se recopilan firmas de cubanos residentes en la Isla o en el exilio en el sitio Cuba Decide.


La campaña Cuba Decide recibió el apoyo de ex mandatarios europeos y latinoamericanos que firmaron una declaración conjunta a favor de un referéndum en Cuba. En una gala en la Torre de la Libertad en Miami, anunció el Premio Oswaldo Payá “Libertad y Vida” para reconocer la labor en defensa de los derechos humanos, la vida y la democracia, dotado de 5 mil dólares y un diploma.


Rosa María Payá participó en la conferencia organizada por la Alianza Europea de Liberales y Demócratas sobre las relaciones entre la UE y Cuba, en un foro organizado por el Fondo Nacional por la Democracia en Washington, junto al Dalai Lama, y expresó su confianza en el apoyo del Secretario General de la OEA a la causa de la democracia en Cuba y en toda la región, durante una reunión del alto funcionario de la OEA con jóvenes líderes latinoamericanos, el foro Juventud y Democracia, celebrado en el marco de la cuadragésima sexta reunión de la Asamblea General del organismo en Santo Domingo, República Dominicana. De regreso a Miami visitó las instalaciones de Radio y TV Martí.


En noviembre del 2016 había logrado más de 12 mil dólares en donativos, cuyos fondos serán utilizados para desarrollar grupos de acción dentro y fuera de la Isla, en apoyo a la difusión de la campaña; para entrenar promotores ciudadanos, producir y distribuir materiales promociónales, introducir herramientas tecnológicas porque “los cubanos no tienen acceso a Internet, pero la información viaja en memorias flash, DVD, CD”, y para facilitar las comunicaciones, recargar el celular de un promotor dentro de la Isla, y promover expresiones artísticas; además realizó un llamado a todos los cubanos a unirse a la iniciativa, visitar la página cubadecide.org y dar su firma de apoyo.

Su promotora aprovechó una gira por naciones de Latinoamérica como actual presidenta la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (RLJD), para promover y aunar voluntades a favor de la campaña. Declaró que el Congreso de Paraguay aprobó una resolución que solicitará al gobierno cubano que escuche a los cubanos y realice un plebiscito, tema discutido en los Parlamentos de Argentina, Bolivia, Guatemala y Nicaragua, países que visitó. Trascendió la firma de un convenio de colaboración con el Secretario General de la OEA, dirigido a fortalecer la democracia en las Américas, luego asistió al Foro Juventud 2000 en Praga. Rosa María Payá considera que la movilización ciudadana es vital para lograr un cambio en la Isla.


Rosa María Payá, declaró recientemente en el Simposio "Retando al castrismo", que tuvo lugar en West Dade Regional Library, de Miami, auspiciado por la publicación digital Patria de Martí, que el objetivo de su plataforma es colocar al gobierno cubano en una posición de “perder-perder”, solicitando una activa y agresiva postura a su favor por parte de los tradicionales enemigos de la Revolución. Aunque cínicamente se deslinda de cualquier postura partidista, son evidentes las ansias presidenciables de la Payá en un futuro, luego de propiciar el derrumbe del socialismo en Cuba, para lo cual se asocia incluso con grupúsculos de cuestionado pasado terrorista.


d).- El Proyecto Un Cubano, un voto fue dado a conocer por el grupúsculo MCL en julio de 2016 por la contrarrevolucionaria Rosa María Rodríguez Gil, sosteniendo cinco propuestas para  la elaboración de una nueva Ley Electoral, abogando por el voto popular directo para la presidencia y vicepresidencia del país, que incluya a ciudadanos cubanos residentes o no en la Isla, defendiendo el pluripartidismo, libertad para hacer campañas y proselitismo político, a la par que exceptúan a las fuerzas armadas y a sus miembros como posibles elegidos en esos procesos electorales.


El coordinador nacional en Cuba del MCL es Eduardo Cardet,  se encuentra en prisión por sus actividades desestabilizadoras, siendo acusado de los delitos de desacato, atentado y escándalo público.


Sus representantes en España fueron recibos en el Senado español por parlamentarios del Partido Popular, que mostraron interés por su propuesta, con la promesa de analizarla y ayudar en lo posible, además solicitaron al Gobierno de Mariano Rajoy que sea más concreto en su compromiso de apoyar el derecho de los cubanos a elegir libremente. Felicitaron a Donald Trump por su triunfo en las elecciones y le conminaron a respaldar la iniciativa.


Tony Díaz Sánchez, residente en Miami, es el actual presidente  del MCL, a la par que Carlos Payá ostenta la representación del MCL en España.


e).- El Proyecto Emilia se dio a conocer en el año 2013 por Oscar Elías Biscet, de la Fundación Lawton de Derechos Humanos, en La Habana. Se basa en negar legitimidad a los órganos del Estado y explica cómo conquistar los derechos a través de la lucha cívica no violenta, exige la renuncia de Raúl Castro y propone recoger 10 mil firmas para ser presentadas ante organismos internacionales, así como crear un partido o plataforma que los represente. La iniciativa reivindica la Constitución de 1940 por considerarla más avanzada que la aprobada en 1976. Eduardo Quintana Suárez, abogado y residente en San Antonio de los Baños, es el coordinador del proyecto en la provincia de Mayabeque.

Difunden sus puntos de vista en un boletín denominado Triste peregrinar.


f).- El movimiento Somos+ intenta postular como candidatos a delegados a varias personas, algunas de ellas de reconocida filiación contrarrevolucionaria, entre los que se destaca el liderzuelo provocador Eliécer Ávila.


g).- El Proyecto Defensoría del Pueblo (DP) fue promovido desde el año 2012 en la provincia de Pinar del Río por el grupúsculo Cuba Independiente y Democrática (CID), alcanzando mayor visibilidad en el 2013. Es caracterizado por cuestionar el funcionamiento del Estado en sus diferentes instancias


En el 2014 se había extendido a trece provincias del país, faltándole por conquistar la Isla de la Juventud, Matanzas y Guantánamo. A través de las delegaciones del CID en esos territorios incrementaron la divulgación entre la población sobre las “capacidades” de los denominados “Defensores del Pueblo” para elaborar y dar curso a demandas sociales sobre problemáticas cotidianas que aquejan a la ciudadanía y que no reciben una adecuada atención por parte de las entidades estatales, en pos de lograr un reconocimiento de la población hacia la DP.


En 2016 incrementaron notablemente la divulgación y publicación de las demandas sociales presentadas ante los organismos estatales, en la cuenta del CID en la red social Facebook. Los temas más comunes tratados en las solicitudes giran en torno a las  deficiencias en el Sistema de Salud, la insuficiente asistencia por parte de la Seguridad Social, mal estado de las viviendas, contaminación ambiental, viales, puentes y alumbrado público, falta de atención a personas de la tercera edad, maltrato y discriminación hacia los homosexuales, casos de represión contra miembros del CID, “malos” tratos a reclusos en prisiones cubanas, entre otros.


En enero del 2017, presentaron varias demandas antes las autoridades en las provincias de Artemisa, Pinar del Río, Holguín, Ciego de Ávila, Santiago de Cuba y Matanzas.


Se espera que estos proyectos o aquellos nuevos por aparecer con vistas a las elecciones del 2018 se comporten como parte de la estrategia promovida desde el exterior y promovida por sus asalariados internos para vulnerar la institucionalidad dentro de Cuba, cuyo objetivo final es el derrocamiento del estado socialista.

Fuentes: